CURRÍCULUM   ARTÍCULOS   CONTACTO



 

Análisis de sangre en vivo con microscopio de campo oscuro.

Por el Dr. Héctor E. Solórzano del Río.

Presidente de la Asociación Mexicana de Microscopía, A.C.

Los fisiólogos emplean el término homeostasis para designar el mantenimiento de las condiciones estáticas o constantes en el medio interno. En esen¬cia, todos los órganos y tejidos del cuerpo desarro¬llan funciones que ayudan a mantener constantes dichas condiciones. Por ejemplo, los pulmones pro¬porcionan oxígeno al líquido extracelular para re¬poner continuamente el oxígeno que está siendo utilizado por las células; los riñones mantienen constante la concentración de iones, y el sistema gastrointestinal proporciona los nutrientes.

El principal facilitador de la homeostasis es la sangre. Sea que esté proporcionando oxígeno o nutrientes a las células, removiendo los productos de desecho, regulando la temperatura corporal, haciendo circular hormonas y enzimas. O movilizando anticuerpos y plaquetas hacia las áreas de infección o heridas. Nada en el cuerpo juega un papel más vital para la homeostasis que la sangre.
Así, la condición de nuestra sangre es el reflejo más preciso de nuestra salud en general y del funcionamiento metabólico. Puede decirse que la sangre es como un espejo interno de lo que está pasando al interior de nuestros cuerpos.
El análisis de sangre en vivo puede proporcionar información muy importante acerca de la condición de la salud en el cuerpo, así como posibles riesgos a futuro para la salud.

Análisis de sangre en vivo

El análisis tradicional sanguíneo involucra sangre en seco, o sangre que ha estado fuera del organismo por un periodo prolongado de tiempo. El problema con este tipo de análisis es que muchos de los agentes activos dentro de la sangre pueden estar inactivos o muertos al momento en el que la sangre es analizada. El análisis de sangre en vivo involucra un examen microscópico y análisis de la sangre dentro de los pocos minutos después de haber sido extraída del cuerpo. Todos los agentes activos dentro de la sangre se encuentran en el mismo estado y condición tal y como se encuentran estando al interior del organismo. En esta forma, el análisis de células en vivo está considerado como una de las imágenes más precisas de las condiciones actuales en el interior del torrente sanguíneo.
Este no es un nuevo método. El análisis sanguíneo de células en vivo ha sido responsable del descubrimiento de algunas condiciones y enfermedades, ya siendo utilizado en el año de 1901.
No obstante, ha habido un renovado interés en el análisis sanguíneo de células en vivo en los últimos años, como una herramienta para el diagnostico y evaluación de la salud, del bienestar, de la nutrición y hábitos del estilo de vida.
El método utiliza un microscopio avanzado, de alto poder que ve la sangre sobre un fondo oscuro, incrementado el contraste a un grado extraordinario. Esta imagen es entonces capturada por una cámara digital microscópica, y transferida a una pantalla de computadora para su examen y evaluación.
Para la mayoría de la gente, contar con un análisis sanguíneo de efectuado de esta manera por primera vez, puede resultar extraordinario. Es como si algún secreto y un mundo desconocido se abriera para ellos….- aunque este mundo desconocido es uno de los aspectos más vitales y personales de ellas mismas y de su vida.
No existe ninguna duda de que una presentación visual de su propia sangre en acción tiene ciertamente un impacto. Hace muco mas fácil para el médico explicar, y mucho más fácil para el sujeto comprender que es lo que está pasando en el interior de si mismos, y puede ser mucho más convincente de los cambios necesarios que las simples palabras o los números.
El diagnóstico clásico para la salud ocurre como una reacción a los síntomas experimentados por el paciente. El análisis de células en vivo, por otra parte, es casi en su totalidad preactivo. A menudo, puede revelar condiciones que pudieran eventualmente llevar a problemas de salud, de manera claramente anticipada a la aparición misma de dicha condición. Condiciones tales como la disminución en la respuesta inmune, la falta de vitaminas y proteínas. La disfuncion hepática o del bazo puede ser descubierta meses o incluso con años antes de que tales deficiencias puedan provocar una enfermedad mucho más grave.
Se recomienda realizarse el análisis sanguíneo de células en vivo una vez por lo menos cada cierto periodo de tiempo, dependiendo de las condiciones de cada persona, para obtener un reflejo más preciso y actualizado de las tendencias y cambios en su salud.

¿COMO PREPARARSE PARA SU EXAMEN?
No deberá comer durante 6 horas antes del análisis. Deberá ingerir grandes cantidades de agua de calidad (no deberá ser en forma de café, te, o refrescos o agua clorada).

El análisis de sangre en vivo puede detectar:
*Conformación, tamaño y relaciones entre los eritrocitos (glóbulos rojos). Por ejemplo, una condición común en las personas con ciertos hábitos alimenticios que no concuerdan con su tipo sanguíneo es la agregación (agrupamiento) de eritrocitos.
*Conformación, tamaño y relaciones entre los glóbulos blancos (granulocitos, linfocitos y monocitos.
*Posible caída en el conteo de las células sanguíneas (eritrocitos, linfocitos o plaquetas) provocado por radicales libres, lo cual sugiere que se requieren mayores cantidades de antioxidantes en la dieta.
*Disminución de acido fólico, vitamina B12 y/o hierro.
*Porcentaje insuficiente de oxígeno en el cuerpo, como consecuencia de una pobre circulación.
*El nivel de lípidos en el suero (grasa en el torrente sanguíneo), y colesterol
*La posible presencia de microorganismos tales como bacterias, hongos y parásitos.
*La presencia de sustancias cristalinas tales como el acido úrico.
*La presencia de una placa de ateroma rota, que puede ser una indicación del nivel de ateroesclerosis.
*El nivel de fibrina en la sangre. Esta es una proteína fibrosa que es un importante agente en la coagulación. Desafortunadamente, demasiada concentración de la misma en la sangre puede contribuir a condiciones médicas severas, tales como derrame cerebral o trombosis. Los agentes adelgazantes de la sangre, tases como el ajo y los ácidos grasos Omega 3 pueden ser una respuesta nutricional apropiada para estos casos.
*La posibilidad de detectar algunos metales pesados (Ej.: cadmio, plomo, mercurio). Si cualquiera de estas condiciones es revelada en el análisis de sangre en vivo, existe la oportunidad de modificar o corregir dicha condición, antes de que esta se desarrolle hacia un problema grave de salud. Consulte con su medico y/o con su especialista nutricional calificado.

El análisis de sangre en vivo no puede detectar:
*Tipo sanguíneo;
*pH de la sangre
*Nivel de azúcar en la sangre

El microscopio de campo oscuro para el análisis de células sanguíneas en vivo es un enfoque preactivo y avanzado hacia la salud y el bienestar.