CURRÍCULUM   ARTÍCULOS   CONTACTO



 

Mangostán.

Por el Dr. Héctor E. Solórzano del Río.

Presidente de la Sociedad Médica de Investigaciones Enzimáticas, A.C.

En la actualidad, una de las frutas tropicales más elogiadas y tal vez la fruta más estimada en la familia de las Guttiferae, es el mangostán. Su nombre científico es Garcinia magnostana.
No se sabe con certeza el origen del mangostán, pero algunos consideran que proviene de las Islas Sunda y Malucas. En nuestros días, se cultiva mucho en Tailandia, donde se cultivan miles de hectáreas.
Hasta el momento la mayoría de los estudios con el mangostán se han realizado en el laboratorio Por lo tanto existe muy poca investigación humana que nos pudiera indicar el mecanismo de acción por medio del cual, esta fruta tropical puede intervenir en la prevención y/o tratamiento complementario de las enfermedades.
Lo que sí sabemos es que el mangostán tiene ciertos compuestos con cierta actividad farmacológica antioxidante, antibacteriana, antimicótica y anti-tumoral. Todas estas pruebas de laboratorio han demostrado que el Mangostán también cuenta con efectos antiinflamatorios así como antihistamínicos.
El principio activo más notable del Mangostán son las xantonas. Algunas de estas xantonas incluyen mangostín, mangostenol, mangostenona A, mangostenona B, trapezifolixantona, tovophylina B, alfa- y beta-mangostinas, garcinona B, mangostinona, mangostanol y el flavonoide epicatequina.
Con relación a los efectos antioxidantes, se han hecho algunos estudios de laboratorio, los cuales corroboran esta cualidad del Mangostán (J Agric Food Chem 2006, Mar 22;54(6):2077-82. Jung HA, Su BN, Keller WJ, Metha RG, Kinghorn AD, Division of Medical Chemistry and Pharmacognosy, College of Pharmacy, The Ohio State University, Columbus, Ohio).
Se han realizado otros estudios en los que se investigó la actividad antibacteriana del Mangostán sobre las bacterias que producen el acné (Antimicrobial effects of Thai medicinal plants against acne-inducing bacteria. J Ethnopharmacol. 2005 Oct. 3; 101(1-3):330-3).
Por otro lado, las pruebas que se han hecho del Mangostán sobre el cáncer, se han hecho en cultivos de células de cáncer de mama. Dichos estudios han demostrado que los extractos de esta fruta tropical tienen propiedades antiproliferativas, apoptópicas y antioxidantes (Antiproliferation, antioxidation and induction of apoptosis by Garcinia mangostana on SKBR3 human breast cancer cell line. J Ethnopharmacol. 2004 Jan;90 (1):161-6).
Además, en algunos países se han realizado investigaciones en el laboratorio sobre la actividad antihistamínica del Mangostán. En un estudio se pudo demostrar que el extracto de Mangostán inhibe la liberación de histamina mediada por la IgE (Inhibitions of histamine release and prostaglandin E2 synthesis by mangosteen, a Thai medicinal plant. Biol. Pharm Bull. 2002 Sep;25(9):1137-41).
Es muy importante mencionar que ya se realizó un ensayo, a través del cual se pudo demostrar la actividad de una xantona del Mangostán con relación a su actividad antiinflamatoria. El mecanismo de acción es igual que el muchos fármacos convencionales; inhibe a la enzima ciclooxigenasa (Inhibition of cyclooxygenase and prostaglandin E2 synthesis by gamma-mangostin, a xanthone derivative in mangosteen, in C6 rat glioma cells. Biochem Pharmacol. 2002 Jan 1;63(1):73-9).
Esta fruta tropical contiene ciertas xantonas que son poderosos antimicóticos, es decir inhiben el crecimiento de algunos hongos patógenos, como el Fusarium oxysporum (Evaluation of the anifungal activity of natural xanthones from Garcinia mangostana and their synthetic derivatives. J Nat Prod. 1997 May;60(5):519-24).
Todos sabemos que las lipoproteínas de baja densidad juegan un papel importante en la aterosclerosis. Pues bien, una investigación sobre el tema ha probado que el Mangostán inhibe la modificación oxidativa de las lipoproteínas de baja densidad (Mangostin inhibits the oxidative modification of human low density lipoprotein. Free Radic Res. 1995 Aug;23(2):175-84).