CURRÍCULUM   ARTÍCULOS   CONTACTO



 

Astrágalo

Por el Dr. Héctor E. Solórzano del Río.

Coordinador de Medicina Ortomolecular del Centro de Estudios de Medicina Integradora de la Universidad Autónoma de Guadalajara y Presidente de la Sociedad Médica de Investigaciones Enzimáticas, A.C.

El nombre científico del astrágalo es Astragalus membranaceus. Pertenece a la familia Fabaceae. Es una planta perene nativa de Mongolia y el norte de China y es una de las principales plantas usadas en la medicina China.

Shen Nung, el fundador de la medicina herbolaria China clasificó al astrágalo como una planta superior en su tratado clásico llamado Shen Nung Pen Tsao Ching 100 años A.C.

Esta planta también es conocida con el nombre de Huang qi y se considera uno de los mas importantes adaptógenos tonificantes del qi (la energía) dentro de la materia médica China. Se ha usado como parte de la medicina tradicional China desde hace miles de años. Y en la actualidad, su nombre oficial es Radix astragali. Esta planta medicinal ha sido preescrita durante siglos para la debilidad general, enfermedades crónicas, y para aumentar la vitalidad total.

El género astragalus es un grupo muy grande de más de 2,000 especies distribuidas en todo el mundo. En la actualidad la mayor parte de la investigación farmacológica del astragalus se enfoca en sus polisacáridos inmunoestimulantes y otros ingredientes activos útiles en el tratamiento de enfermedades con deficiencia inmunológica. El Astrágalo ha demostrado un amplio rango de aplicaciones terapéuticas potenciales en síndromes de inmunodeficiencia, como una terapia adjunta contra el cáncer (especialmente del hígado) y por su efecto adaptogénico en enfermedades cardiacas y renales. Los antiguos textos Chinos hablan del uso del astrágalo para tonificar el bazo, la sangre y el qi.

Los principales constituyentes del astragalus membranaceaus incluyen polisacáridos, saponinas, triterpenos, flavonoides, aminoácidos, aminas biogénicas (betaína, colina y GABA) y oligoelementos.

Los polisacáridos encontrados en el astrágalo han recibido mucha atención especialmente el polisacárido fracción F3. Se ha demostrado que juegan un papel importante en las acciones inmunomoduladoras. Estos polisacáridos ayudan a minimizar el daño por los radicales libres a las membranas celulares. El polisacárido fracción F3 potencializa la actividad induciente celular LAK de las interleuquinas 2 en pacientes con cáncer y en pacientes con SIDA (Chu DT, Lin JR. Wong W. The in vitro potentiation of LAK cell cytotoxiti in cancer and AIDS patients induced by F3 - a fractionated extract of astyragalus membranaceus. Zhonghua Zhong Liu Za Zhi 1994;16:167-171.(article in Chinese ).

Por otra parte es importante hacer notar que se ha demostrado que el astragalo posee una actividad antibacteriana in vitro contra la Shigella dysenteriae, Streptococcus hemolyticus, Diplococcus pneumonia, and Staphylococcus aureus.

El astrágalo contiene por lo menos 8 flavonoides identificados a través de espectrometría de masa de alto rendimiento. Eso significa que tiene un efecto antioxidante. Estos flavonoides pueden inhibir significativamente la peroxidación lipídica de la membrana generada por el superóxido, el peróxido de hidrógeno y los rayos ultravioletas (Wang D, Shen W. Tian Y, et al. Protective effect of active components extracted from radix astragali on human erythrocyte membrane damages caused by reactive oxygen species. Zhongguo Zhong Yao Za Zhi 1996;21:746-748, 763)

Entre los minerales que se han encontrado en la raíz del astragalus tenemos al zinc, hierro, cobre, magnesio, manganeso, potasio, calcio, sodio, cobalto, molibdeno cromo, vanadio y estaño.

Oralmente el astrágalo se usa para el tratamiento del resfriado común e infecciones de las vías respiratorias superiores, para estimular la producción de eritrocitos particularmente en individuos con enfermedad degenerativa crónica o en individuos con cáncer que están recibiendo quimio o radioterapia. También se usa en forma oral para la nefritis crónica, la diabetes, como un antibacteriano, antiviral, protector hepático, antiinflamatorio, antioxidante, como diurético, vasodilatador y como un agente hipotensor, en la esclerosis múltiple, en la otitis media, para acelerar la cicatrización, fatiga crónica, alergias, úlceras estomacales, sangrado y prolapso uterinos, transtornos digestivos, hepatitis crónica incluyendo hepatitis C, contra el síndrome de fatiga crónica, para aumentar la motilidad espermática.
El astrágalo inhibe la replicación del virus coxsackie B-3 y de muchos otros virus, como el herpes virus simplex tipo 1.

El astrágalo ayuda a los pacientes con angina de pecho y con insuficiencia cardiaca.

El astrágalo también tiene un efecto fibrinolítico así como antiinflamatorio. Mejora la memoria al inhibir a la acetilcolinesterasa que degrada a la acetilcolina. Contrarresta la supresión del sistema inmunológico causada por la ciclofosfamida. También contrarresta los efectos inmunosupresores de la cortisona. Inhibe la producción de leucotrieno C4, prostaglandina E2 y de tromboxano A2. Ayuda a la médula ósea a producir más glóbulos blancos cuando la quimioterapia disminuye su número.

Esta planta fortalece el movimiento y el tono muscular en el intestino especialmente el yeyuno para incrementar los movimientos en el tracto digestivo. Esto se ha demostrado por sus efectos positivos en la duración del ciclo del complejo bioeléctrico interdigestivo.
La investigación nos ha demostrado que la raíz del astrágalo estimula al sistema inmunológico de varias formas. Aumenta el número de células madre en la médula ósea y el tejido linfoide y alienta su desarrollo en células inmunológicas activas. Parece que ayuda a activar a las células inmunológicas de un estado de reposo en un estado de alta actividad. Algunos estudios clínicos han demostrado que el astrágalo ayuda a promover y mantener la salud respiratoria. También mejora la producción del cuerpo de inmunoglobulina y estimula a los macrófagos. Esta planta ayuda a activar a las células T y a las células asesinas (Jiao Y, Wwnd J, Yu X. Influence of flavonoid of Astragalus membranaceus´s stem and leaves on the function of cell mediated immunity in mice. Zhongguo Zhong Xi Yi Jie He Za Zhi 1999;19:356-358.(article in Chinese)

No se conocen efectos colaterales. El astrágalo se puede usar con seguridad como una terapia aguda o crónica.

Tradicionalmente, el astrágalo continúa siendo usado como uno de los tonificadores primarios de la medicina herbolaria China. En la medicina moderna China se usa ampliamente como un inmunomodulador, especialmente para apoyar la salud inmunológica en varias enfermedades degenerativas crónicas y se usa frecuentemente como una terapia adjunta a la quimio y la radioterapia en los pacientes con cáncer. El astrágalo está incluido en las farmacopeas de China y Japón.

Algunas de las actividades farmacológicas según la medicina tradicional en China y Japón del astrágalo son, inmunoestimulante, adaptógeno (tónico), hepatoprotector, diurético, antihipertensivo, antidiabético, analgésico, expectorante y sedante.

Diferentes estudios clínicos han demostrado que los polisacáridos del astragalus potencializan la actividad antitumoral inmunomediada de la interleuquina-2 para producir LAK (lymphokino-activated killer cells) y la actividad de los monocitos, también mejora las respuestas de los linfocitos en sujetos sanos y en pacientes con cáncer (Zhao XZ. Effects of Astragalus membranaceus killer cell activity of peripheral blood mononuclear in systemic lupus erythematosus. Zhongguo Zhong Xi Yi Jie He Za Zhi 1992;12:679-671,645.(Article in Chinese).

El astrágalo previene la supresión de macrófagos inducida por los tumores.

En nuestra práctica diaria hemos constatado que el astragalus mejora la actividad de las células asesinas naturales en sujetos sanos y en pacientes con lupus eritematoso sistémico (Wang DC, Influence of Astragalus membranaceus (AM) polysaccharide FB on immunologic function of human periphery blood lymphocyte. Zhonghua Zhong Liu Za Zhi 1989;11:180-183.(Article in Chinese)

Se han realizado una gran cantidad de estudios clínicos en relación al uso del astrágalo para resfriados e infecciones del tracto respiratorio superior. Se demostró un efecto profiláctico contra el resfriado común en un estudio epidemiológico en China que involucró a más de 1,000 individuos. Se encontró que la administración oral del astrágalo durante 2 semanas, mejora la inducción de interferón por los leucocitos periféricos y eso resulta en niveles incrementados de citoquinas IL-2, IgG e IgA.

En China, el astrágalo se usa ampliamente en el tratamiento del cáncer, como un tratamiento primario y como un tratamiento adjunto a las terapias convencionales.

Se hizo un estudio clínico doble ciego con 235 pacientes con cervicitis crónica asociada con infecciones del papiloma virus humano tipo 16, herpes simples, virus tipo 2 y citomegalovirus. Los pacientes se dividieron en 4 grupos, 2 grupos recibieron interferon en diferentes dosis, el tercer grupo recibió interferón y astrágalo y el cuarto grupo recibió astrágalo solamente. El grupo que recibió ambas sustancias demostró resultados similares al grupo que recibió interferón en altas dosis manifestando una franca mejoría o una resolución completa de la cervicitis.

Se ha demostrado que el astrágalo incrementa la resistencia a los efectos inmunosupresores de los medicamentos quimioterápicos, mientras estimula a los macrófagos para que produzcan interluquina 6 y factor de necrosis tumural (24)

En otro estudio se demostró que el astrágalo fortalece la función ventricular izquierda y tiene un efecto antioxidante en pacientes enfermos de infarto agudo del miocardio. También se ha visto que estos mismos efectos benefician a los pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva.

Hemos tenido buenos resultados en pacientes con angina de pecho. Todos nuestros pacientes obtuvieron un alivio significativo. En un grupo de pacientes que recibieron el astrágalo y que revisamos muy de cerca por 2 semanas, verificamos que la salida cardíaca aumentó significativamente y a diferencia del digitalis, no se inhibió la actividad ATP y aumentan los niveles plasmáticos de AMP cíclico.