Un aminoácido efectivo contra la artritis reumatoide y otras enfermedades

Por el Dr. Héctor E. Solórzano del Río
Profesor de Farmacología del CUCS de la Universidad de Guadalajara y Presidente de la Sociedad Médica de Investigaciones Enzimáticas, A.C.


La histidina es un aminoácido básico. Alivia la anemia, estimula la producción de glóbulos rojos y disminuye la presión sanguínea. Mejora la digestión al aumentar la producción de jugo gástrico y alivia las úlceras gástricas. Es un tratamiento efectivo para algunas alergias. Regula la relación de los linfocitos T-4 con T8.

Los pacientes que sufren de fibromialgia casi siempre tienen niveles bajos plasmáticos de histidina. La histidina promueve la actividad de las ondas alfa tranquilas en el cerebro después de convertirse en histamina. La histidina mejora la audición al estimular el nervio acústico. La sordera puede ocurrir como resultado de la deficiencia de la histidina.
La histidina es una importante fuente de átomos de carbono en la síntesis de purinas. Fue aislada de la proteína en 1896 y su estructura se confirmó por la síntesis química en 1911.

No es muy conocido que la histidina se requiere en el cuerpo para regular y utilizar micro minerales esenciales tales como el cobre, zinc, hierro, manganeso y molibdeno. La histidina es esencial para formar muchos metales que llevan enzimas y otros compuestos como la superóxido dismutasa, la proteína que almacena al hierro la ferritina, la hemoglobina de los glóbulos rojos, etc. Algunos metales tales como el zinc, el cobre y el níquel son transportados al enlazarse con la histidina y tal enlace parece esencial para la excreción rápida de esos metales en exceso.

Grandes dosis de zinc producen una disminución del 10 al 20 % de los niveles de histidina sérica en los humanos debido a su efecto antagonista sobre el cobre. La deficiencia de vitamina E produce una deficiencia de histidina en los músculos.

En un estudio clínico nuestro y otros 30 más que se han realizado en pacientes con artritis reumatoide hemos encontrado consistentemente que sus niveles séricos de histidina estaban alterados. En todos estos individuos, los estudios mostraron niveles séricos bajos de histidina. También encontramos niveles bajos de histidina en el líquido sinovial artrítico (líquido transparente, lubricante secretado por las membranas de las articulaciones).

Al encontrar en todos los pacientes niveles bajos séricos de histidina decidimos actuar de acuerdo a los paradigmas de la terapia bioquímica nutricional, donde el tratamiento es individual según el resultado del perfil nutricional. Así que en este caso el tratamiento consistió en elevar los niveles séricos de histidina a través de la administración oral de complementos nutricionales de histidina.

Existe un síndrome inducido por la hidralazina, el cual se parece clínicamente a la artritis reumatoide. Pues bien, en este síndrome también encontramos niveles bajos del aminoácido histidina.

En el ensayo clínico, los sujetos recibieron 1,500 mg al día en promedio de histidina. Todos ellos obtuvieron mejoría en la fuerza de apretar, en la capacidad de caminar y disminuyó la inflamación.

Algunos medicamentos alopáticos como las sales de oro, la cloroquina y la D penicilamina tienen un efecto indirecto de preservación sobre la histidina, lo cual puede estar relacionado con su efectividad en la artritis reumatoide.

Algunos investigadores del Down State Medical Center y de la Universidad de Guadalajara hemos usado las mediciones de los niveles séricos de histidina para diagnosticar la artritis reumatoide y determinar el grado de degeneración causado por la enfermedad. La terapia con histidina eleva los niveles de histidina séricos en los pacientes pero este importante hallazgo se pierde una vez que los pacientes toman medicamentos antiinflamatorios convencionales.

Los pacientes con tasas de eritrosedimentación globular alta y con gran dificultad para caminar son los que responden mejor a la terapia con histidina.

La histamina se encuentra en todas partes en el cuerpo y tiene potentes propiedades. La mayoría de la histamina se almacena en las plaquetas, los mastocitos y los basófilos; los basófilos son probablemente la fuente de la mayor parte de la histamina en la sangre. La histamina es un neurotransmisor importante en el cerebro especialmente en el hipocampo y también a través de todo el sistema nervioso autónomo.

Cerca del 20 % de los pacientes esquizofrénicos tienen niveles altos de histamina. Se ha visto que pacientes con niveles bajos de histamina tienen alteraciones psiquiátricas tales como hiperactividad, manía, paranoia, alucinaciones, depresión y fobias.

El nivel de histidina es un índice sensible al metabolismo proteico general. Durante el estrés la histidina se requiere más que cualquier otro aminoácido. Hemos encontrado que los pacientes con niveles plasmáticos bajos de histidina frecuentemente tienen temblores y ataxia.

Experimentos realizados en animales con dietas carentes de histidina desarrollan condiciones de pre-cataratas, es decir un ensanchamiento de las suturas, una separación de las células y neblina de los lentes de los ojos. Una dieta deficiente en histidina puede provocar cataratas en sólo 3 semanas.

La histidina puede elevar los niveles de histamina y la histamina facilita el orgasmo en ambos sexos. La liberación de histamina por los mastocitos es un requerimiento esencial para el orgasmo femenino.

La histidina necesita estar presente en una cantidad adecuada para que se pueda alcanzar el orgasmo. Este aminoácido ya mencionado es el padre de la molécula activa de la histamina. El orgasmo es provocado sencillamente cuando la histamina es liberada en el cuerpo por los mastocitos en los genitales. Estas células no funcionan sólo como parte del sistema inmunológico sino también causan el bochorno sexual experimentado por todos durante el clímax. Para ambas funciones, el ingrediente activo esencial es la histamina. Hemos visto que cuando hay insuficiente histidina en el cuerpo, al mismo tiempo y en forma directamente proporcional, la producción de histamina es baja y las mujeres tienen la dificultad y a veces hasta la imposibilidad de alcanzar un orgasmo. El resultado es conocido por todos, la frigidez con sus secuelas destructivas de culpabilidad y enojo.
Los requerimientos de histidina se incrementan durante la niñez, después de una lesión o en otras ocasiones cuando hay reparación y formación de tejido.

Algunos pacientes urémicos que hemos revisado tienen niveles bajos de histidina.

La histidina se absorbe fácilmente. Los niveles plasmáticos se incrementan en un 225% dos horas después de tomar una carga de histidina de 4 gramos y regresan a sus niveles normales después de 8 horas. Los otros aminoácidos a nivel plasmático no son afectados.

TERAPIA BIOQUÍMICA NUTRICIONAL

Si tiene dudas o comentarios puede escribirnos empleando la forma aquí disponible, escribirnos directamente a nuestro correo o llamando nuestra línea telefónica. Queremos saber su opinión.

TERAPIA BIOQUÍMICA NUTRICIONAL

Si tiene dudas o comentarios puede escribirnos directamente a nuestro correo o llamando nuestra línea telefónica. Queremos saber su opinión.



Los Alpes 1024, Independencia.
C.P. 44340 Guadalajara, Jal. México

Tel. +52(33) 3637 - 7237
Fax. +52(33) 3637 - 0030
E-mail: hector@solorzano.com

NOMBRE:

EMPRESA:

TELÉFONO:

E-MAIL:

COMENTARIOS:




Los Alpes 1024, Independencia.
C.P. 44340 Guadalajara, Jal. México

Tel. +52(33) 3637 - 7237
Fax. +52(33) 3637 - 0030
E-mail: hector@solorzano.com

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Solórzano del Río, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Solórzano le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.

Este contenido puede ser copiado en su totalidad, con los derechos de autor, contacto, creación e información intactos, sin autorización expresa, siempre y cuando sea utilizado solo por organizaciones sin fines de lucro. Si se desea para cualquier otro uso, es necesario un permiso por escrito del Dr. Solórzano del Río.



© Copyright Terapia Bioquìmica Nutricional. Todos los Derechos Reservados.