El debate sobre el uso del fluoruro

Por el Dr. Héctor E. Solórzano del Río
Coordinado de Medicina Ortomolecular del Cedemi de la Universidad Autónoma de Guadalajara y Presidente de la Sociedad Médica de Investigaciones Enzimáticas, A.C.


El flúor elemental es un gas altamente reactivo (más reactivo que el cloro), verdoso-amarillo y por esa razón nunca ocurre solo en la naturaleza; en cambio, el ión fluoruro es común y ocurre en minerales unidos a metales para hacer sales de fluoruro binario. La amplia distribución de estas sales en los océanos y en casi toda la tierra es lo que hace que esté presente el fluoruro en prácticamente todos los tejidos corporales. Todavía no se ha demostrado que el fluoruro sea esencial para la vida, pero se considera que se requiere en ciertas áreas de la nutrición humana, como el mantenimiento de la estructura y resistencia de los huesos y los dientes. El flúor es el decimotercer elemento más abundante en la tierra. Es tan volátil que se encuentra en la naturaleza como fluoruro en combinación con otros elementos, tales como el calcio, el magnesio, fosfatos, etc.

El uso más conocido del fluoruro es como un aditivo en el agua pública. El descubrimiento de la importancia del fluoruro fue en 1916 cuando un dentista llamado Frederick S. McKay notó en la población dientes moteados, pero pocas caries. Al analizar el agua pública, se encontró que contenía 2 ppm de fluoruro en forma de sales solubles. Se considera que la concentración óptima para una buena estructura dental es en promedio de 1 ppm.

En la actualidad, miles de municipios agregan fluoruro a su agua pública para mantener sus niveles entre 0.8 y 1.2 ppm. Pero también hay miles de municipios que se oponen a la fluoración del agua. Dicen que donde la temperatura ambiental media es alta, las personas sudan más y por eso beben más agua y consumen mayor cantidad de fluoruro causando fluorosis, la cual, entre otras cosas, se caracteriza por un moteado de los dientes por el exceso de fluoruro.

Los oponentes opinan que ya recibimos suficiente fluoruro de otras fuentes. Por ejemplo, el té negro es rico en fluoruro (3.73 ppm), las pasas (2.34 ppm), el vino blanco (2.02 ppm) así como el café, el queso y la carne. Por otro lado muchas industrias emiten humos de flúor al procesar minerales. También se sabe de muchos casos de vacas que han pastado en pastura rica en fluoruro y han quedado lisiadas (Shupe,J.L., Oslon, A.E., Sharma, R.P. Fluoride toxicity in domestic and wild animals. Clinical Toxicology 5;195, 1972). De acuerdo a la postura de los oponentes a la fluoración del agua, la caries dental es una enfermedad de la civilización causada por el excesivo consumo de dulces y carbohidratos simples. Todas aquellas personas que sudan excesivamente y solamente beben refrescos son aptas para convertirse en fracasos del tratamiento con fluoruro.
Los promotores de la fluoración discuten que la dilución reduce la concentración con la distancia recorrida por el agua. Pero, una cantidad de fluoruro se deposita en el sedimento, ya sea localmente o en el caso de los ríos, en el estuario. El fluoruro en el sedimento puede persistir durante uno o dos millones de años. Inclusive, puede recontaminar el agua. También tiene un efecto tóxico directo sobre los organismos que viven en el sedimento.

Se sabe que el fluoruro es tóxico en bajas concentraciones para todos los seres vivientes. También se sabe que el fluoruro es más tóxico que el plomo y sólo ligeramente menos tóxico que el arsénico. Hace algunos años, en 1994, N.P. Gristan, G.W. Miller y G.G. Shmalkov publicaron un estudio sobre el efecto de varios contaminantes sobre el desarrollo anormal de las plantas en Ucrania. Encontraron que entre los 17 elementos, incluyendo el flúor, el cadmio, el plomo y el aluminio, el flúor era el más tóxico.

El fluoruro en la pasta dental es efectivo antes de ser diluido por la saliva, cuando entra directamente en contacto con los dientes y puede inhibir el crecimiento bacteriano. En 1999, los CDC admitieron que el beneficio primario del fluoruro es tópico (The Douglass Report, Jan 2008, p. 6).

En un estudio clínico se demostró una reducción máxima de un 10 % en la incidencia de caries en niños cuyos dientes se desarrollaron mientras tomaron agua fluorada. Mientras el efecto protector del fluoruro en relación a la caries está fuertemente debatido, parece que la mayoría de los científicos están de acuerdo en que una vez que se han formado y emergido completamente los dientes permanentes, la ingesta alta de fluoruro ya no tiene ningún efecto. Los dientes del adulto no se benefician del agua fluorada (Gotzsche, A.L. The Fluoride Question: Panacea or poison? Briarcliff Manor, N.Y., 1975 p. 176).

Hay varios grandes estudios que han dado resultados totalmente contradictorios. Algunos de ellos han concluido que el agua fluorada aumenta la incidencia de cáncer (Hoover, R.N. et al. Fuorinated drinking water and the occurrence of cancer. J. Natl. Cancer 57(4): 757-768, 1976). En cambio, otros han llegado a la conclusión de que no hay ningún aumento en la incidencia de cáncer.

Hay por lo menos ocho grandes estudios que han demostrado un incremento de la incidencia de las fracturas de cadera en las comunidades con agua fluorada comparado con las comunidades con agua no fluorada. El riesgo aumentado de fractura de cadera debido a la fluoración del agua parece estar entre el rango del 40 al 100 %, dependiendo de la edad de los sujetos estudiados.

Otros estudios han demostrado que las alteraciones tiroideas, las enfermedades cardíacas, las enfermedades cardiovasculares son más prevalentes en las áreas endémicas con fluorosis.

Se demostró una asociación entre la intoxicación crónica por fluoruro y una inteligencia disminuida, anormalidades cromosómicas, inmunidad disminuida, cataratas seniles y cáncer; particularmente osteosarcoma en niños.

Una disertación escrita en el año 2001 y publicada en el año 2006 (Age-specific fluoride exposure in drinking water and osteosarcoma. Elise Bassin, David Wypij, Roger Davis and Murray Mittleman. Cancer Causes and Control, Vol. 17, No. 4, pages 421-428, May 2006) por la Dra. Elise Bassin en la Escuela de Medicina Dental de Harvard demostró una conexión entre la exposición al fluoruro y osteosarcomas en 103 muchachos cuando se exponen al fluoruro entre las edades de 5 y los 10 años. La Dra. Bassin obtuvo su doctorado en base a esta investigación (Dr. William Campbell Douglass´ Real Health Breakthroughs, Dec. 2005 p. 1).

Es muy importante recordar que la ingesta total de fluoruro no depende únicamente de la pura concentración en el agua sino también de los productos hechos con agua, como sopas de tomate, bebidas de jugo, algunos refrescos, los cuales pueden contener cerca de 0.6 mg/L. Los estudios revelan que la ingesta de agua por la gente puede variar tanto como de 20 a 1 (Schatz, A. Increased death rates in Chile associated with artificial fluoridation of drinking water with implications for other countries. J of Arts, Sciences and Humanities 2(1): 11-16, 1976). Existen varios medicamentos que contienen flúor.

Otra fuente de fluoruro es un producto químico, el teflón, un plástico de flúor muy resistente a la acción química, se usa ampliamente para componentes en la industria automovilística, y también como recubrimiento antiadherente de la superficie interior de las sartenes y otros utensilios de cocina con el fin de reducir la necesidad de grasas al cocinar

La balanza, sin embargo sobre esta vieja controversia, se inclina contra el uso del fluoruro. Al grado que a partir del 1 de Abril de 1997, la FDA (Administración de Drogas y Alimentos) de los Estados Unidos empezó a requerir nuevas etiquetas de advertencia en todos los productos dentales que contengan fluoruro.

Las nuevas etiquetas de advertencia dicen: ´Consérvese fuera del alcance de los niños menores de 6 años de edad. Si se traga cualquier cantidad mayor a la que se usa para una cepillada, llame al Centro de Control de Venenos o a su médico de inmediato´.

Esta es, tal vez la primera vez que algunos padres se han dado cuenta del hecho de que la pasta dental contiene suficiente fluoruro, para poner en peligro a un infante. En realidad, las pastas dentales contienen 3 ingredientes que representan riesgos para la salud si se ingieren en grandes cantidades.

El sorbitol, que evita que la pasta dental se seque, pero es un laxante que puede causar diarrea en los niños. El sulfato lauril sodio hace la espuma de las pastas dentales, pero también puede ser un diarréico y un alergeno. Como ya vimos el fluoruro es el ingrediente más peligroso, si se traga demasiado.

En un artículo recientemente publicado se menciona que la nueva investigación indica que el tratamiento contra las caries podría ser riesgoso si se usa excesivamente (Scientific American, Jan. 2008 p. 74-81).

En algunos círculos científicos, se cree ampliamente que el fluoruro no previene las caries dentales (Intnal DAMS Newsletter, Vol. VII, Issue 3, p.2, 1997).
Para finalizar, quiero mencionar que varios científicos afirman que “la revisión de nuestros miembros de la evidencia sobre los últimos años, incluyendo los estudios de epidemiología animal y humana, sugieren una relación causal entre el fluoruro/fluoración y el cáncer, el daño genético, la patología ósea y el daño neurológico.

Se sabe que en algunos países, hasta el 80 % de los niños están en la actualidad, afligidos con fluorosis dental (dientes moteados), el primer signo visible del envenenamiento por fluoruro. La nutrición y la genética pueden influir en el riesgo de sufrir fluorosis, pero el factor más importante con mucho, es la cantidad ingerida de fluoruro.

TERAPIA BIOQUÍMICA NUTRICIONAL

Si tiene dudas o comentarios puede escribirnos empleando la forma aquí disponible, escribirnos directamente a nuestro correo o llamando nuestra línea telefónica. Queremos saber su opinión.

TERAPIA BIOQUÍMICA NUTRICIONAL

Si tiene dudas o comentarios puede escribirnos directamente a nuestro correo o llamando nuestra línea telefónica. Queremos saber su opinión.



Los Alpes 1024, Independencia.
C.P. 44340 Guadalajara, Jal. México

Tel. +52(33) 3637 - 7237
Fax. +52(33) 3637 - 0030
E-mail: hector@solorzano.com

NOMBRE:

EMPRESA:

TELÉFONO:

E-MAIL:

COMENTARIOS:




Los Alpes 1024, Independencia.
C.P. 44340 Guadalajara, Jal. México

Tel. +52(33) 3637 - 7237
Fax. +52(33) 3637 - 0030
E-mail: hector@solorzano.com

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Solórzano del Río, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Solórzano le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.

Este contenido puede ser copiado en su totalidad, con los derechos de autor, contacto, creación e información intactos, sin autorización expresa, siempre y cuando sea utilizado solo por organizaciones sin fines de lucro. Si se desea para cualquier otro uso, es necesario un permiso por escrito del Dr. Solórzano del Río.



© Copyright Terapia Bioquìmica Nutricional. Todos los Derechos Reservados.