La menopausia y los nutrimentos deficientes

Por el Dr. Héctor E. Solórzano del Río
Presidente de la Sociedad Médica de Investigaciones Enzimáticas, A.C.


Por definición, la menopausia es el cese de la ovulación en la mujer, caracterizado por la detención definitiva de la menstruación.
Algunas mujeres, al llegar este momento se sienten muy bien. La razón es que esta nueva etapa de su vida, las libera del temor de quedar embarazadas y de las incomodidades mensuales, entre otras cosas. En cambio, otras mujeres sufren una serie de síntomas que van desde los leves hasta los graves y que podemos dividir en 5 clases:

a).- El aparato esquelético.- el problema más conocido en este caso, es la osteoporosis.
b).- El sistema cardiovascular.- En relación con este sistema, puede aparecer la enfermedad cardíaca isquémica o la enfermedad cerebrovascular.
c).- El sistema circulatorio.- lo más usual, son los famosos bochornos, las palpitaciones, la sudoración espontánea, los ataques de pánico, etc.
d).- El aparato urogenital.- aquí podemos encontrar atrofia de los órganos sexuales y la dispaurenia.
e).- Área psicológica.- Muchas mujeres menopáusicas sufren de ansiedad, cambio súbito de ánimo, depresión y mala memoria.

El tratamiento médico convencional consiste principalmente en la terapia de reemplazo hormonal y otros medicamentos sintomáticos en caso necesario.

Los estudios clínicos aleatorios doble ciego con grupo testigo no han mostrado beneficio cardiovascular global con la terapéutica de restitución de estrógenos-progestágenos en un grupo de muje¬res posmenopáusicas, con o sin coronariopatía establecida. En el estudio WHI y el Heart and Estrogen/Progestin Replacement Study (HERS), los riesgos globales para la salud (aumento del peligro de presentar sucesos coronarios, accidente vascular cerebral, enfermedad tromboembólica, cánceres mamarios, cálculos biliares) rebasaron los beneficios del uso combinado de estrógenos y progesterona (Diagnóstico clínico y tratamiento 2007, Lange, Editorial McGraw Hill).

Dentro de la terapia bioquímica nutricional, contamos con varios recursos naturales para ayudar a las mujeres que se encuentran en esta transición. Los nutrientes que se utilizan, dependen del resultado de un estudio del perfil nutricional, es decir, que a cada persona se le prescribirán únicamente aquellos nutrimentos que tengan niveles deficientes. Esto es muy importante ya que significa que la terapia es individual para cada mujer según los resultados de esta evaluación nutricional.

Entre los elementos nutricionales que más frecuentemente encontramos deficientes en las mujeres menopáusicas, están los siguientes:

La vitamina C, la razón por la cual, la vitamina C puede ser importante en un momento determinado en la menopausia, es porque ayuda a incrementar la síntesis del colágeno, o sea que se requiere para mantener una buena salud del tejido conectivo, tal como el cartílago y los huesos (Franceachi RT. The role of ascorbic acid in mesenchymal differentiation. Nutrition Reviews, 1992 Mar, 50(3):65).

Por otro lado, tenemos a la vitamina D. En este caso, la razón por la cual la vitamina D es importante, es porque es el principal regulador de la absorción del calcio. Entre las teorías para tratar de explicar la supuesta efectividad de la terapia con estrógenos, está la que indica que los estrógenos ayudan a la conversión de la vitamina D a su forma activa hormonal, la vitamina D3 (Rubinacci A et al. influence of nutrition, age and vitamin D status on fasting urinary excretion of calcium in postmenopausal women. Minerva Medica, 1992 Oct, 83(1O):601-8).

El próximo sitio lo ocupa la vitamina A, la cual es particularmente esencial para mantener la integridad de las paredes intestinales para que se puedan absorber los nutrientes (como el calcio) con una eficiencia óptima.
Otro de los nutrientes que hemos encontrado habitualmente deficiente en las mujeres menopáusicas es la vitamina E. Desde hace mucho tiempo, sabemos que la vitamina E juega un papel importante en la producción y el metabolismo de las hormonas sexuales. También sabemos que este nutriente puede mejorar la utilización de los depósitos de estrógenos en las glándulas suprarrenales y los tejidos grasos.
La sílice es otro nutrimento, en este caso, un mineral que puede hallarse deficiente en las mujeres menopáusicas. A pesar de que la sílice es el segundo elemento más abundante en la tierra, la mayor parte de la población tiene deficiencia de él. Esta deficiencia se debe al procesamiento de los alimentos, cuando se pierde la fibra y con ella, también se pierde la sílice. El papel más notable de este mineral está en el metabolismo del calcio. Cada vez hay más evidencia que señala que la sílice orgánica es un factor clave en el control de la osteoporosis. (Mancinella A. Silicon, a trace element essential for living organisms. Recent knowledge on its preventive role in atherosclerotic process, aging and neoplasms. Clinica Terapeutica, 1991 Jun 15, 137(5):343-50).

Aunque el boro es un mineral del que no se oye mucho, hemos notado que es un nutriente que ofrece los mismos beneficios que la terapia de reemplazo estrogénico, pero sin efectos colaterales. Cuando suministramos boro a las mujeres menopáusicas, hemos constatado que los niveles sanguíneos de estrógenos se elevan a los mismos niveles que aquellas que están tomando la terapia de reemplazo estrogénico. Claro que esto sucede sólo si hay deficiencia del boro (Nielsen, FH et al. Boron enhances and mimics some effects of estrogen therapy in postmenopausal women. Journal of Trace Elements and Experimental Medi cine, 1992, 5:237-46).

A través de nuestros estudios clínicos, hemos podido corroborar que el magnesio es un poderoso agente de fijación del calcio, evitando que se deposite en el tejido blando. Además, el magnesio juega un papel importante en convertir la vitamina D a su forma activa (Leicht E; Biro G. Mechanisms of hypocalcaemia in the clinical form of severe magnesium deficit in the human. Magnesium Research, 1992 Mar, 5(1):37-44).

Otros minerales que hemos detectado en niveles bajos en muchas mujeres menopáusicas, son el potasio, el cromo (sobre todo en aquellas que tomaron pastillas anticonceptivas) y el zinc (Nielsen, FH. New essential trace elements for the life sciences. Bio Trace Element Res, 1990,26-27:599-611), (Nielsen FH. Ultratrace minerals mythical elixirs or nutrients of concern? Boletin -Asociacion Medica de Puerto Rico, 1991 Mar, 83(3):131-3).

Dentro del grupo de las vitaminas, sobresalen 2 que seguido encontramos en niveles inferiores. Ellas son la vitamina B-6 y la vitamina K. La vitamina B-6 tiene la capacidad de estimular la producción de progesterona y por otro lado, la vitamina K juega un papel importante en la síntesis de la proteína ósea, la osteocalcina.

Una planta medicinal útil contra la menopausia es la cimicífuga.

Los nativos americanos usaban la cimicífuga como un remedio herbolario para problemas de salud de las mujeres, incluyendo la dismenorrea y problemas en el parto.

La mejoría en los síntomas premenstruales, la dismenorrea y la menopausia pueden deberse a la relajación del tejido uterino.
La cimicífuga negra fue introducida en Alemania a finales del siglo 19 y aprobada por la Alemana Comisión E para la dismenorrea y los síntomas de la menopausia.

El incremento de la hormona luteinizante que ocurre conforme los niveles de estrógenos disminuyen es implicado como la causa de los síntomas de la menopausia.

Los principios activos de la cimicífuga negra se unen a los receptores de los estrógenos donde selectivamente suprimen la secreción de hormona luteinizante sin efectos sobre la hormona folículo estimulante. El resultado es un efecto estrogénico que disminuirá los síntomas del climaterio tales como los bochornos, diaforesis y alteraciones psicológicas.

En un estudio abierto que incluyó 50 pacientes con problemas menopáusicos, el efecto del extracto de la cimicífuga se determinó después de una duración de 3 meses de ingesta. Los participantes o habían rechazado el tratamiento hormonal o tenían enfermedades donde el tratamiento hormonal está contraindicado. La eficacia del extracto de la planta fue medida de acuerdo al índice de Kupperman, la escala del perfil de estados de ánimo (POMS) y la escala de impresiones globales clínicas (CGI). Se encontró una mejoría importante en los síntomas menopáusicos en todos los protocolos de prueba.

En realidad, hay otros nutrimentos que se pueden detectar en niveles anormalmente bajos; tal es el caso del ácido clorhídrico, los ácidos grasos esenciales y la población probiótica.

No quiero terminar sin antes mencionar que las mujeres menopáusicas, en particular, deben de no fumar, hacer ejercicio regularmente, eliminar el alcohol y la cafeína y seguir una dieta baja en grasa, baja en azúcar y además alta en contenido de fibra.

TERAPIA BIOQUÍMICA NUTRICIONAL

Si tiene dudas o comentarios puede escribirnos empleando la forma aquí disponible, escribirnos directamente a nuestro correo o llamando nuestra línea telefónica. Queremos saber su opinión.

TERAPIA BIOQUÍMICA NUTRICIONAL

Si tiene dudas o comentarios puede escribirnos directamente a nuestro correo o llamando nuestra línea telefónica. Queremos saber su opinión.



Los Alpes 1024, Col. Independencia.
C.P. 44340 Guadalajara, Jal. México

Tel. +52(33) 3637 - 7237
        +52(33) 3650 - 2537
Fax. +52(33) 3637 - 0030
E-mail: hector@solorzano.com

NOMBRE:

EMPRESA:

TELÉFONO:

E-MAIL:

COMENTARIOS:




Los Alpes 1024, Col. Independencia.
C.P. 44340 Guadalajara, Jal. México

Tel. +52(33) 3637 - 7237
        +52(33) 3650 - 2537
Fax. +52(33) 3637 - 0030
E-mail: hector@solorzano.com

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Solórzano del Río, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Solórzano le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.

Este contenido puede ser copiado en su totalidad, con los derechos de autor, contacto, creación e información intactos, sin autorización expresa, siempre y cuando sea utilizado solo por organizaciones sin fines de lucro. Si se desea para cualquier otro uso, es necesario un permiso por escrito del Dr. Solórzano del Río.



© Copyright Terapia Bioquìmica Nutricional. Todos los Derechos Reservados.