Tratamiento no quirúrgico del Síndrome del Túnel Carpiano

Por el Dr. Héctor E. Solórzano del Río
Profesor de Farmacología del CUCS de la Universidad de Guadalajara y Presidente de la Sociedad Médica de Investigaciones Enzimáticas, A.C


Hay decenas de millones de personas afectadas en todo el mundo, por el Síndrome del Túnel Carpiano que se caracteriza por dolor y parestesias, flexión dañada del dedo, edema de los dedos y debilidad para apretar con la mano. La inmensa mayoría de las personas diagnosticadas con este problema médico, están involucradas en alguna clase de tarea repetitiva en el área de trabajo, involucrando el uso de las manos o de los dedos.

Los individuos que más frecuentemente sufren de este padecimiento son los operadores de computadoras, meseros, músicos, estilistas de pelo, mecanógrafas, carniceros, trabajadores de la construcción e interpretadores del lenguaje con señas.

Al Síndrome del Túnel Carpiano, también se le conoce como Alteración traumática acumulativa, lesión motora repetitiva o Neuritis ocupacional. Fue descrita por primera vez en 1854 por Sir James Paget como una compresión del nervio mediano.

Entre las pruebas clínicas más sencillas para diagnosticar este problema, se encuentran, la prueba de flexión de la muñeca o Prueba de Phalen y la prueba de percusión del nervio mediano o prueba de Tinel.

Si los métodos terapéuticos conservadores, tales como los antiinflamatorios, terapia de rehabilitación, etc. fallan, entonces se recomienda la cirugía para liberar al nervio atrapado.

Mientras que los medicamentos y la cirugía pueden a veces ser necesarios, muchas veces este síndrome puede ser tratado exitosamente con complementos nutricionales sencillos.

Desde hace algún tiempo se sabe que el 85 % de los pacientes responden favorablemente con una dosis adecuada que va de los 50 a los 200 mg de vitamina B-6 administrada diariamente (Ellis JM, Folkers, K, Clinical aspects of treatment of carpal tunnel syndrome with vitamin B-6. Ann NY Acad Sci 585: 302-20, 1990). En los estudios clínicos que hemos realizado, hemos notado que la mejoría se presenta en las primeras semanas. La mayoría de los pacientes se curan entre las 10 y las 12 semanas.

Se sabe que actualmente, en nuestra sociedad, la ingesta de vitamina B-6 es casi siempre inadecuada (Rall, L., Meydani, S., Vitamin B-6 and immune competence. Nutr Rev 51:217-25, 1993). Varios investigadores hemos encontrado que los pacientes con este Síndrome del Túnel Carpiano son deficientes en vitamina B-6 (Ellis, J., et al. Therapy with vitamin B-6 with and without surgery for treatment of patients having the idiopathic carpal tunnel syndrome. Res. Comm. Chem. Pathol. Pharmacol. 33(2): 331, 1981).

La evidencia terapéutica ha sido tan real que una revista médica ortodoxa reportó sobre un estudio clínico donde se confirmó este efecto curativo de esta vitamina. Se pudo objetivamente demostrar la diferencia en los niveles séricos comparados entre un grupo de individuos sanos con los niveles séricos de un grupo de pacientes. Los niveles fueron 2 veces y media más bajos en las personas que sufrían del síndrome del Túnel Carpiano, lo cual es estadísticamente importante (Fuhr, JE. Et al., Vitamin B-6 levels in patients with carpal tunnel syndrome. Arch. Surg. 124:1329-30, 1989).

A través de los diferentes estudios, se ha visto que los individuos que responden con evidencia objetiva de curación, tienen una real deficiencia de esta vitamina junto con cambios verdaderos de una neuropatía (Byers, CM. Et al., Vitamin B-6 metabolism and carpal tunnel syndrome with and without peripheral neuropathy. Arch Phys Med Rehabil 65(11):712-16, 1984). Por otro lado, aquellos que no respondieron con una mejoría objetiva, experimentaron alivio del dolor debido al efecto anti-nociceptivo de este nutriente (Bernstein AL., Vitamin B-6 in Neurology. Ann NY Acad Sci 585:250-60, 1990).

Los avances de la farmacología nos han confirmado que la habilidad del hígado para fosforilar a la vitamina B-6 es limitada. Por eso, cuando se excede en la capacidad del hígado, los niveles séricos de la vitamina B-6 se elevan enormemente pudiendo llegar a causar el efecto contrario.

El síndrome del túnel carpiano también puede deberse a una deficiencia de riboflavina. Después de la conversión de la vitamina B-6 en fosfato-5-piridoxal, se requiere de una enzima dependiente de la riboflavina para activar a esta vitamina. Así que una deficiencia de riboflavina puede resultar en una inadecuada actividad de la vitamina B-6, aún cuando la ingesta dietética de la vitamina B-6 sea adecuada (Folkers K., Ellis J. Successful therapy with vitamin B-6 and riboflavin of the carpal tunnel syndrome and need for determination of the RDA´s for vitamins B-6 and riboflavin for disease states. Ann NY Acad Sci 585: 295-301, 1990). Esto nos hace recordar que en algunas ocasiones es necesario la prescripción de complejo de vitamina B, en lugar de una sola vitamina de este grupo (Sauberlich HE. Interactions of thiamine, riboflavin and other B-vitamins. Ann NY Acad Sci 355:80-97, 1980).

Muchos investigadores de medicina ortomolecular consideramos que la administración oral de MSM es casi igual de efectiva que la cirugía para el tratamiento del síndrome del túnel carpiano. Según nuestra experiencia, puedo afirmar que el 70 % de los pacientes con síndrome del túnel carpiano experimentan una reducción significativa del dolor con el uso regular del MSM. Algunas personas requieren varios meses de terapia con el MSM para experimentar alivio. En algunos casos, el dolor del síndrome del túnel carpiano desaparece totalmente dentro de pocas semanas después de comenzar con el uso del MSM. El mecanismo de acción del MSM sobre el síndrome del túnel carpiano involucra una reducción en la inflamación en la muñeca. Dicha inflamación es la que causa el síndrome. El MSM también incrementa la circulación sanguínea a la region afectada por el síndrome del túnel carpiano y suaviza el tejido cicatrizal que rodea la compresión del nervio mediano (Jacob Stanley W et al. The miracle of MSM. Berkeley Books, New York, USA, 1999;141-142).

Otro complemento nutricional que se ha usado para el tratamiento del síndrome del túnel carpiano es el ácido alfalipóico. En un estudio con 112 pacientes que recibieron el ácido alfalipóico durante 90 días, se encontraron una reducción importante en los síntomas y en el deterioro funcional. Los resultados objetivos se midieron a través de electromiografía.

El síndrome del túnel carpiano es una de las manifestaciones del hiptiroidismo (Chisholm JC, Hypothiroidism: a rare cause of the bilateral carpal tunnel syndrome – a case report and a review of the literature. J Natl Med Assoc 1981;73:1082-185). El síndrome del túnel carpiano en pacientes hipotiroideos presumiblemente resulta de la acumulación de tejido mixedematoso en el área del nervio mediano en la muñeca. En un estudio clínico con 30 pacientes hipotiroideos con síndrome del túnel carpiano, los síntomas del síndrome del túnel carpiano se resolvieron 90 % de los casos después del tratamiento con la hormona tiroidea (Murray IPC, Simpson JA. Acroparesthesia in myxeodema: a clinical and electromyographic study. Lancet 1958;1:1360-1363).

TERAPIA BIOQUÍMICA NUTRICIONAL

Si tiene dudas o comentarios puede escribirnos empleando la forma aquí disponible, escribirnos directamente a nuestro correo o llamando nuestra línea telefónica. Queremos saber su opinión.

TERAPIA BIOQUÍMICA NUTRICIONAL

Si tiene dudas o comentarios puede escribirnos directamente a nuestro correo o llamando nuestra línea telefónica. Queremos saber su opinión.



Los Alpes 1024, Col. Independencia.
C.P. 44340 Guadalajara, Jal. México

Tel. +52(33) 3637 - 7237
        +52(33) 3650 - 2537
Fax. +52(33) 3637 - 0030
E-mail: hector@solorzano.com

NOMBRE:

EMPRESA:

TELÉFONO:

E-MAIL:

COMENTARIOS:




Los Alpes 1024, Col. Independencia.
C.P. 44340 Guadalajara, Jal. México

Tel. +52(33) 3637 - 7237
        +52(33) 3650 - 2537
Fax. +52(33) 3637 - 0030
E-mail: hector@solorzano.com

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Solórzano del Río, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Solórzano le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.

Este contenido puede ser copiado en su totalidad, con los derechos de autor, contacto, creación e información intactos, sin autorización expresa, siempre y cuando sea utilizado solo por organizaciones sin fines de lucro. Si se desea para cualquier otro uso, es necesario un permiso por escrito del Dr. Solórzano del Río.



© Copyright Terapia Bioquìmica Nutricional. Todos los Derechos Reservados.