Un nuevo uso para el antígeno prostático específico

Por el Dr. Héctor E. Solórzano del Río
Profesor de Farmacología del CUCS de la Universidad de Guadalajara y Presidente de la Sociedad Médica de Investigaciones Enzimáticas, A.C.


Muchos expertos en urología sienten que la prostatitis es la enfermedad de los hombres que más comúnmente no es tratada en forma ideal. Varios médicos creen que casi todos los problemas de la próstata empiezan con una glándula prostática inflamada, en la mayoría de las veces por una infección. Es fácil para los hombres contraer una infección prostática, puesto que la infección puede adquirirse por transmisión sexual. Si la próstata se infecta puede reaccionar como muchas otras glándulas en el cuerpo que no responden al tratamiento.

Si un hombre desarrolla una infección y nunca se cura completamente, daña a la glándula y eso lo lleva a una prostatitis crónica, la cual puede continuar por meses o años. La próstata reacciona a la infección con la inflamación causando dolor. El dolor generalmente se presenta al orinar. Pero muchos hombres nunca experimentan este tipo de dolor, aunque sufran de una infección.

Para estos hombres, puede ser el comienzo de una hipertrofia benigna de próstata, es decir que la próstata está agrandada. Como muchas otras glándulas y órganos, cuando la próstata está inflamada producirá una proteína. Esta proteína no es claramente comprendida pero ha sido proclamada como un marcador para el diagnóstico de cáncer de próstata. El antígeno prostático específico o PSA se mide para rastrear el progreso de la enfermedad prostática, especialmente el cáncer. El PSA fue inicialmente descubierto en 1971 y se usó para ayudar a identificar a las víctimas de rapto.

Sorprendentemente, ahora se ha descubierto que el PSA no es sólo un marcador del cáncer, sino que también en realidad juega un papel importante en luchar contra el cáncer, al inhibir el crecimiento de vasos sanguíneos en los tumores. Las mujeres con cáncer avanzado de seno cuyos niveles están altos (hasta las mujeres tienen PSA) tienen un mejor pronóstico. Es decir, son las que más probablemente sobrevivirán a su cáncer mamario y se curarán. Y entre los hombres arriba de los 75 años de edad con cáncer de próstata, en la actualidad se considera que el PSA conserva al cáncer refrenado, negando la necesidad para un tratamiento médico o una cirugía (Carter HB. Prostate-specific antigen testing of older men. J Natl Cancer Inst 1999 Oct20;91(20):1733-7).

Así que los científicos han realizado estudios agregando PSA a células cancerosas y encontraron que eso previene que las células cancerosas crezcan. Como ya lo mencioné, la razón es que el PSA es un inhibidor de la angiogénesis, lo cual previene que los tumores desarrollen nuevos vasos sanguíneos, haciendo que mueran por falta de irrigación. La glándula prostática está cargada con PSA, así que estos hallazgos pueden explicar porque el cáncer de la próstata crece tan lentamente que puede vivir en el hombre durante muchos años y no matarlo. En el futuro, los científicos podrían usar el PSA para tratar muchas diferentes clases de cánceres sólidos, tales como el del seno y de la próstata.

La conclusión de este estudio clínico (Fortier AH, Nelson BJ, Grella DK, Holaday JW. Antiangiogenic activity of prostate-specific antigen. J Natl Cancer Inst 1999 Oct 6;91(19):1635-40) es que el PSA no es específico de la próstata porque también se ha detectado en los cánceres de seno, de pulmón y de útero. Este es el primer reporte de que el PSA puede funcionar en los tumores como una proteína antiangiogénica endógena.

Existe otro estudio que demostró la solidez científica de la idea de que el PSA puede modular las interacciones entre el factor 1 de crecimiento parecido a la insulina (IGF-1) y la proteína 3 enlazante del IGF-1 (IGFBP3), lo cual sugiere que el PSA puede ciertamente jugar un papel en la regulación del crecimiento de las células fibromusculares prostáticas humanas (Sutkowski DM. Growth regulation of prostatic stromal cells by prostate-specific antigen. J Natl Cancer Inst 1999 Oct6;91(19):1663-9). Es importante recordar aquí que el zinc es un inhibidor endógeno de la actividad enzimática del PSA.

Otras investigaciones muestran que el PSA licúa al semen después de que se cuaja después de la eyaculación. Así que a los hombres a los que les falta el PSA no pueden convertirse en padres porque su eyaculación no se licúa para liberar al esperma para que pueda nadar hacia el óvulo.

Otro estudio muestra que el PSA es una prueba sanguínea razonable para corroborar infecciones urinarias en los hombres, aun cuando sus cultivos urinarios sean negativos. Casi todas las infecciones del tracto urinario en los hombres involucran a la próstata porque pueden elevar el PSA.

La verdad es que el examen microscópico ha determinado que el 30 % de los hombres con 50 años de edad o más, tienen cáncer de próstata pero solamente el 3 % morirá por ello. En efecto, desde el desarrollo de la prueba del PSA, la tasa de cirugía radical de próstata se ha incrementado en 6 veces, sin embargo, la tasa de muerte por cáncer de próstata ha permanecido esencialmente sin cambio durante los últimos 30 años (JAMA, Vol. 269, pp. 2633, 1993).

El Colegio Americano de Médicos dijo en una publicación reciente sobre su posición de que ni el examen rectal digital ni la prueba del PSA reducen las probabilidades del paciente de morir por cáncer de próstata ni mejoran su calidad de vida (Ann Intern Med. Vol 126, pp. 394, 1997).

Según un artículo publicado en la revista JAMA, una campaña para revisar a 50,000 hombres con edad de 75 años o más, resultó en operaciones que nos llevarían a 123 más fallecimientos que los que se esperarían estadísticamente si no se hubieran realizado dichas cirugías (JAMA, Vol. 271, pp. 192, 1994).

Una prueba más eficaz de medir el PSA es la conocida como el PSA libre en relación con el PSA total, la cual puede mejorar la discriminación de la prueba del PSA en la evaluación de los pacientes con enfermedad prostática. La prueba de la relación del PSA libre y el total es de gran valor clínico para reducir la tasa de biopsias negativas y en el manejo de pacientes con niveles altos de PSA y biopsias negativas previas (Collins GN. Free prostate-specific antigen in the field: a useful adjunct to standard clinical practice. BJU Int 1999 Jun;83(9):1000-2).

Según un equipo de tres médicos del M.D. Anderson Cancer Centre de la Universidad de Texas en Houston:

El PSA deberá medirse anualmente a los hombres de 50 años o más, con una esperanza de vida de 10 años y a los hombres más jóvenes con alto riesgo para el cáncer de próstata.
El examen rectal digital, que es una prueba que ayuda a predecir si el cáncer se ha esparcido más allá de la próstata, deberá realizarse en los hombres que tienen 50 años o más y en los hombres más jóvenes con alto riesgo para el cáncer de la próstata.

Se recomienda una biopsia para todos los hombres que tengan una prueba de PSA con un resultado arriba de 10.
Las opciones de la medicina convencional para el manejo primario del cáncer de próstata son la cirugía, la terapia de radiación o la observación cercana. Las decisiones del tratamiento deberán basarse en la agresividad del tumor, el estadio del tumor y la esperanza de vida del paciente.

El cáncer de próstata avanzado, desde el punto de vista de la medicina convencional, es mejor manejarlo con terapia hormonal y con el tiempo, con quimioterapia.

La terapia de radiación puede incluir semillas radioactivas implantadas o externas, lo cual es un procedimiento conocido como braquiterapia.

TERAPIA BIOQUÍMICA NUTRICIONAL

Si tiene dudas o comentarios puede escribirnos empleando la forma aquí disponible, escribirnos directamente a nuestro correo o llamando nuestra línea telefónica. Queremos saber su opinión.

TERAPIA BIOQUÍMICA NUTRICIONAL

Si tiene dudas o comentarios puede escribirnos directamente a nuestro correo o llamando nuestra línea telefónica. Queremos saber su opinión.



Los Alpes 1024, Col. Independencia.
C.P. 44340 Guadalajara, Jal. México

Tel. +52(33) 3637 - 7237
        +52(33) 3650 - 2537
Fax. +52(33) 3637 - 0030
E-mail: hector@solorzano.com

NOMBRE:

EMPRESA:

TELÉFONO:

E-MAIL:

COMENTARIOS:




Los Alpes 1024, Col. Independencia.
C.P. 44340 Guadalajara, Jal. México

Tel. +52(33) 3637 - 7237
        +52(33) 3650 - 2537
Fax. +52(33) 3637 - 0030
E-mail: hector@solorzano.com

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Solórzano del Río, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Solórzano le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.

Este contenido puede ser copiado en su totalidad, con los derechos de autor, contacto, creación e información intactos, sin autorización expresa, siempre y cuando sea utilizado solo por organizaciones sin fines de lucro. Si se desea para cualquier otro uso, es necesario un permiso por escrito del Dr. Solórzano del Río.



© Copyright Terapia Bioquìmica Nutricional. Todos los Derechos Reservados.