El flúor está ligado a la incidencia del Síndrome de Down

Por el Dr. Héctor E. Solórzano del Río
Profesor de Farmacología del CUCS de la Universidad de Guadalajara y Presidente de la Sociedad Médica de Investigaciones Enzimáticas, A.C.


El flúor elemental es un gas altamente reactivo, verdoso-amarillo y por esa razón nunca ocurre solo en la naturaleza; en cambio, el ión fluoruro es común y ocurre en minerales unidos a metales para hacer sales de fluoruro binario. La amplia distribución de estas sales en los océanos y en casi toda la tierra es lo que hace que el fluoruro esté presente en prácticamente todos los tejidos corporales. Todavía no se ha demostrado que el fluoruro sea esencial para la vida, pero es importante en ciertas áreas de la nutrición humana, como el mantenimiento de la estructura y resistencia de los huesos y los dientes. El flúor es el decimotercer elemento más abundante en la tierra. Es tan volátil que se encuentra en la naturaleza como fluoruro en combinación con otros elementos, tales como el calcio, el magnesio, fosfatos, etc.

Hay varios grandes estudios que han dado resultados totalmente contradictorios. Algunos de ellos han concluido que el agua fluorada aumenta la incidencia de cáncer (Hoover, R.N. et al. Fuorinated drinking water and the occurrence of cancer. J. Natl. Cancer 57(4): 757-768, 1976). En cambio, otros han llegado a la conclusión de que no hay ningún aumento en la incidencia de cáncer. Se ha demostrado una asociación entre la intoxicación crónica por fluoruro y una inteligencia disminuida, anormalidades cromosómicas, inmunidad disminuida, cataratas seniles y cáncer; particularmente osteosarcoma en niños.

Es muy importante recordar que la ingesta total de fluoruro no depende únicamente de su pura concentración en el agua sino también de los productos hechos con agua, como sopas de tomate y algunos refrescos. Los estudios revelan que la ingesta de agua de individuos puede variar tanto como de 20 a 1 (Schatz, A. Increased death rates in Chile associated with artificial fluoridation of drinking water with implications for other countries. J of Arts, Sciences and Humanities 2(1): 11-16, 1976).

La balanza, sin embargo sobre esta vieja controversia, se inclina contra el uso del fluoruro. Al grado que a partir del 1 de Abril de 1997, la FDA (Administración de Drogas y Alimentos) de los Estados Unidos empezó a requerir nuevas etiquetas de advertencia en todos los productos dentales que contengan fluoruro.

Las nuevas etiquetas de advertencia dicen: "Consérvese fuera del alcance de los niños menores de 6 años de edad. Si se traga cualquier cantidad mayor a la que se usa para una cepillada, llame de inmediato al Centro de Control de Venenos o a su médico".

Se han desarrollado muchas teorías pero en realidad no se conoce la causa del Síndrome de Down. Algunos investigadores creen que las anormalidades hormonales, los rayos X, las infecciones virales, los problemas inmunológicos o una predisposición genética pueden ser la causa de la división celular inadecuada que produce el Síndrome de Down.

La organización Mundial de la Salud recomienda los programas de fluoración del agua para la prevención de la caries dental. Los resultados previos de las investigaciones sobre la asociación entre el flúor en el agua potable y el síndrome de Down no han sido conclusivos. Un investigador llamado Takahashi reexaminó si puede haber un vínculo entre la fluoración y los nacimientos con Síndrome de Down. En su reporte del Subcomité Ad Hoc, el Servicio de Salud Pública de EE.UU. no apoyó un vínculo entre el Síndrome de Down y fluoruro, aunque se recomendaron estudios posteriores para establecer si el fluoruro tiene toxicidad reproductiva y propiedades genotóxicas y para determinar un nivel seguro óptimo de exposición total al fluoruro. El análisis de Takahashi sugiere que el fluoruro en los alimentos puede jugar un papel en los nacimientos con síndrome de Down. El autor de este análisis comenta que el fluoruro puede ser una causa importante del Síndrome de Down y estima que la fluoración del agua es responsable cada año a nivel mundial de varios miles de casos del Síndrome de Down (Takahashi K., Fluoride-linked Down syndrome births and their estimated occurrence due to water fluoridation, Fluoride 31 (2),61-73, 1998).

TERAPIA BIOQUÍMICA NUTRICIONAL

Si tiene dudas o comentarios puede escribirnos empleando la forma aquí disponible, escribirnos directamente a nuestro correo o llamando nuestra línea telefónica. Queremos saber su opinión.

TERAPIA BIOQUÍMICA NUTRICIONAL

Si tiene dudas o comentarios puede escribirnos directamente a nuestro correo o llamando nuestra línea telefónica. Queremos saber su opinión.



Los Alpes 1024, Col. Independencia.
C.P. 44340 Guadalajara, Jal. México

Tel. +52(33) 3637 - 7237
        +52(33) 3650 - 2537
Fax. +52(33) 3637 - 0030
E-mail: hector@solorzano.com

NOMBRE:

EMPRESA:

TELÉFONO:

E-MAIL:

COMENTARIOS:




Los Alpes 1024, Col. Independencia.
C.P. 44340 Guadalajara, Jal. México

Tel. +52(33) 3637 - 7237
        +52(33) 3650 - 2537
Fax. +52(33) 3637 - 0030
E-mail: hector@solorzano.com

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Solórzano del Río, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Solórzano le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.

Este contenido puede ser copiado en su totalidad, con los derechos de autor, contacto, creación e información intactos, sin autorización expresa, siempre y cuando sea utilizado solo por organizaciones sin fines de lucro. Si se desea para cualquier otro uso, es necesario un permiso por escrito del Dr. Solórzano del Río.



© Copyright Terapia Bioquìmica Nutricional. Todos los Derechos Reservados.