Un mineral que reduce el 52 % la probabilidad de contraer cáncer

Por el Dr. Héctor E. Solórzano del Río
Profesor de Farmacología de la Universidad de Guadalajara y Presidente de la Sociedad Médica de Investigaciones Enzimáticas, A.C.


El selenio es un oligoelemento esencial que es de vital importancia en la actualidad porque la cantidad de selenio en las dietas típicas ha disminuido alarmantemente. El selenio se requiere para mantener la resistencia a muchas enfermedades, sin embargo, las tierras deficientes de selenio, las prácticas modernas de fertilización y el expansión de las lluvias ácidas han reducido la cantidad de selenio en nuestros alimentos. La deficiencia de selenio, la vemos muchos científicos como un gran problema de los micronutrientes que encara la humanidad en la actualidad. El selenio protege contra los efectos tóxicos del cadmio contaminante y es antagonista del arsénico, la plata, el mercurio y el cobre. Otra característica del selenio es que aumenta la efectividad de la vitamina E. Es un antioxidante que ayuda a prevenir la ruptura de los cromosomas en el cultivo de tejidos. La leche humana contiene 6 veces más selenio que la leche de vaca y 2 veces más vitamina E.

La deficiencia de selenio está involucrada en la muerte súbita infantil. La deficiencia de selenio puede producir distrofia muscular, diátesis exudativa, atrofia pancreática, necrosis del hígado e infertilidad. Por otro lado, el exceso de selenio (selenosis) es rara en los seres humanos, pero puede hacerse muy común como resultado del uso constante de máquinas xerográficas. El selenio también está involucrado en la síntesis de prostaglandinas.requerimientos Los diarios de selenio van de 50 a 200 mcg en una persona promedio. Desde hace muchos anos, se hicieron estudios en animales en los cuales, la evidencia demostró que la nutrición mejorada con selenio puede reducir el riesgo de cáncer. En los ensayos, se agregaron cantidades moderadas de selenio a las dietas normales de los animales que habían sido tratados con susbtancias causantes de cáncer (cancerígenos). En casi todos los casos, la complementación con selenio redujo substancialmente la incidencia de cáncer. (Passwater R. 1973, Amercain Laboratory 5(6);10-22), (Medina D., October, 1981, J. Amer. Med. Assoc., 246(14);1510). El mineral selenio activa una enzima con una importante actividad antioxidante. Esta enzima se llama “glutatión peroxidasa”. Es interesante notar que la glutatión peroxidasa es la única enzima conocida que contiene selenio. Y en pacientes cuya sangre tiene un nivel bajo de glutatión peroxidasa, la incidencia de cáncer es mucho más alta. Niveles más altos de selenio en la tierra (y por eso niveles más altos de selenio en los productos crecidos en esa tierra) reducen el riesgo de cáncer (Western Geographical Series, vol. 23). Los estudios han demostrado que los niveles séricos de selenio son bajos en pacientes con ciertos cánceres (Lancet 1983;II;130-4)(Am J Epidemiol 1984;120:342-9). También sabemos que el selenio inhibe el cáncer en animales (Cancer Res 1986;46;2266-70). Un resumen que apareció en American Journal of Epidemiology hace algún tiempo ligó al selenio con la prevención del cáncer en humanos. En un estudio randomizado, doble ciego, ex-pacientes de cáncer de piel no-melanomas que recibieron 200 microgramos de selenio por día, experimentaron una caída del 52 % en la mortalidad (p=0.0009) y una reducción del 41 % en la incidencia (p=0.003) del cáncer aunque no se redujeron las recurrencias del cáncer de la piel. Tomar complementos de selenio, puede definitivamente ayudar a prevenir en humanos algunos tipos de cáncer. Ese es el hallazgo de este nuevo estudio con 1,312 gentes con una edad entre los 18 y los 80 anos, quienes tenían una historia de cánceres menores de piel. La mitad de los pacientes tomaron un placebo inactivo durante un promedio de 4.5 anos, mientras que los otros tomaron un complemento diario que contenía 200 microgramos de selenio. El seguimiento de los pacientes fue de 6.4 anos. Durante ese tiempo hubieron 77 cánceres y 29 muertes por cáncer entre los pacientes que tomaron selenio, comparado con 119 cánceres y 57 muertes (p=0.002) por cáncer en el grupo del placebo. El selenio redujo significativamente la incidencia de los cánceres de pulmón, el colorrectal y el de la próstata, pero no los cánceres de piel ni de los senos. No ocurrió ningún efecto tóxico a esta dosis de selenio.(L.C. Clark et al.; G. Colditz, Journal of the American Medical Association 276: 1957; 1984; December 1996). Las recurrencias de cánceres celulares basales y escamosos fueron de 10 al 14 % más alto en el grupo del selenio, aunque este incremento no fue estadísticamente significativo y se asume que fue función de azar. Después de que esas recurrencias que aparecieron poco después de la randomización fueron excluidas, este aumento aparente en el riesgo, desapareció para los cánceres de células escamosas. La mortalidad por todas las causas fue del 17 % más baja en el grupo del selenio también estadísticamente no significativo, aunque el subgrupo seguido por 9 anos enteros, sí mostró una reducción significativa en la mortalidad total. Como ya lo mencioné, la incidencia total de cáncer fue de 41 % más baja en el grupo del selenio. La mortalidad por cáncer se redujo un importante 52 %. De siete grupos en este estudio multicéntrico, 6 tuvieron tasas más bajas en ambas cosas, la mortalidad y la incidencia de cáncer en los grupos con selenio. El ensayo estudió primariamente a hombres (75 % hombres, 25 % mujeres). El número de cánceres encontrados en mujeres fue, por eso, pequeño. La malignidad femenina específicamente examinada fue el cáncer de seno y mostró una tendencia estadísticamente no significativa en la dirección equivocada (9 muertes con selenio, pero sólo 3 en el grupo control; p=0.09). Por eso, proyectar los resultados generales en mujeres se hace especulativo. Sin embargo, si este resultado fuera duplicado independientemente en otro ensayo doble ciego, y randomizado, demostraría irrefutablemente que las muertes por cáncer en humanos, podrían ser reducidas a la mitad simplemente al tomar una pequenisima cantidad de selenio diario. Se hizo un análisis parcial específico de los sitios. Los resultados más significativos para el grupo de selenio comparados con el grupo placebo fueron como sigue: a) pulmón; 46 % de reducción en el riesgo (p=0.04) b)reducción en el riesgo (p=0.002) c) colorrectal; 58 próstata; 63 % de % de reducción en el riesgo (p=0.03) d) total de carcinomas; 45 % de reducción en el riesgo (p=0.001)

Mientras que el grupo con selenio experimentó unidades de riesgo más altas para el cáncer de vejiga, cáncer de seno y para la combinación de linfomas y leucemias, ninguno de estos riesgos aumentados alcanzó importancia estadística. Con tales números tan pequenos es probable que varios riesgos aparentemente “aumentados” parecieran simplemente como cosa del azar. Este estudio es tan importante porque es el primer ensayo randomizado, doble ciego estudiando la intervención del selenio en el cáncer en humanos. Si el único mecanismo propuesto de protección fuera la defensa antioxidante del DNA inducida por el selenio, parecería implausible que el selenio pudiera prevenir tanto cáncer en tan corto período de tiempo. Sin embargo, los autores de varios ensayos notaron que la evidencia previa in vitro ha encontrado que el selenio reduce el crecimiento tumoral y estimula la apoptosis (un tipo de muerte celular que es genéticamente controlada), sugiriendo que el selenio inhibe ambas cosas, el progreso y la promoción del cáncer en estadíos tardíos. En un estudio hecho en el Norte de México, se encontró que las principales fuentes de selenio de los mexicanos, son el pescado y los mariscos. Se vió que aunque las tortillas y los frijoles contienen niveles relativamente bajos de selenio, son también una importante fuente dietética de selenio porque se comen en grandes cantidades. En general, los niveles plasmáticos estuvieron dentro del rango normal (Wyatt CJ, Meléndez JM, Acuna N., Rascón A. Selenium in foods in Northern Mexico, their contribution to the daily Se intake and the relationship of Se plasma levels and glutathione peroxidase activity. Nutr Res 16, 949-960 (1996). Sin embargo, en un pequeño sondeo que hicimos con 80 pacientes, encontramos diferentes resultados. Revisamos los niveles de selenio en 10 pacientes de 8 distintas ciudades de nuestro país. En todos ellos, los niveles de selenio eran deficientes. Frecuentemente cuando una intervención nutricional muestra una promesa dramática, es criticada en la sección editorial de alguna revista médica ortodoxa, porque le faltó ser doble ciergo o porque no fue randomizada. En este caso, no hubo ninguna excusa para hacerlo. Creo que debemos de aprovechar todo el conocimiento para curar y prevenir las enfermedades. En este caso, el consumo de este complemento seguramente ayudará a los que lo consuman a la dosis adecuada como un preventivo.

TERAPIA BIOQUÍMICA NUTRICIONAL

Si tiene dudas o comentarios puede escribirnos empleando la forma aquí disponible, escribirnos directamente a nuestro correo o llamando nuestra línea telefónica. Queremos saber su opinión.

TERAPIA BIOQUÍMICA NUTRICIONAL

Si tiene dudas o comentarios puede escribirnos directamente a nuestro correo o llamando nuestra línea telefónica. Queremos saber su opinión.



Los Alpes 1024, Col. Independencia.
C.P. 44340 Guadalajara, Jal. México

Tel. +52(33) 3637 - 7237
        +52(33) 3650 - 2537
Fax. +52(33) 3637 - 0030
E-mail: hector@solorzano.com

NOMBRE:

EMPRESA:

TELÉFONO:

E-MAIL:

COMENTARIOS:




Los Alpes 1024, Col. Independencia.
C.P. 44340 Guadalajara, Jal. México

Tel. +52(33) 3637 - 7237
        +52(33) 3650 - 2537
Fax. +52(33) 3637 - 0030
E-mail: hector@solorzano.com

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Solórzano del Río, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Solórzano le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.

Este contenido puede ser copiado en su totalidad, con los derechos de autor, contacto, creación e información intactos, sin autorización expresa, siempre y cuando sea utilizado solo por organizaciones sin fines de lucro. Si se desea para cualquier otro uso, es necesario un permiso por escrito del Dr. Solórzano del Río.



© Copyright Terapia Bioquìmica Nutricional. Todos los Derechos Reservados.